Los no-muertos de Cumbre

La fuente es el lugar donde todos los acontecimientos de la Marca son comentados. (Foro "on-rol" del servidor)

Moderadores: DMs de tramas, DMs

Ktran
Jabalí Terrible
Jabalí Terrible
Mensajes: 60
Registrado: Vie Nov 06, 2020 7:27 pm

Los no-muertos de Cumbre

Mensaje por Ktran »

Los no-muertos de Cumbre
Ja! Los rumores están en boca de todos, no-muertos están invadiendo las áreas cercanas a cumbre, que menos que dar un vistazo… Ya que varios aventureros se reúnen hacia allí, veamos que pasa.

Destacar la compañía de Maelis y Korissa junto a un paladín enano y otro sacerdote y la niña perdida de Iöna. Partimos desde Sundabar, y llegamos al puesto custodiado por los guaridas. Ahí empezó todo, esqueletos que portan guadañas atacaban el puesto, me divertí dando caza a tales seres, pero siempre con cautela, sus filos peligrosamente afilados podían ser letales. Tras la calma seguimos rumbo a cumbre, la guardia avisó de un paladín que partió hacia allí sólo jajaj, pobre desgraciado, tras varios enfrentamientos, lo encontramos. Ja! Si era Jean abatido en el suelo, creo que tendría que quedarse ahí, no fue la última vez que besó el suelo…

Al menos el druida del valle dio refugio y descanso a nuestro viaje, me vale para recuperar mis conjuros.
La muerte se extendía por el valle, hasta los bandidos y animales fueron levantados, no sólo los que portaban guadaña eran peligrosos, poderosos conjuradores los acompañaban, al menos los paladines lucharon con valor jajaja, pero nada de eso importa, ¿Qué o quién estaba detrás? Ja, eso es lo que más me intriga…


Al fin llegamos a las cercanías de cumbre, más no-muertos nos asaltaban a las entradas de una extraña cripta, bueno… ¿Cripta? Que C**o es esto…

Atravesamos sus puertas y nos llevaron a otro lugar, un lúgubre sitio con un castillo fortificado, sus puertas cerradas que ni Korissa pudo abrir ah.. pero una pequeña posada se planta en el paso, lugar para recobrar fuerzas…
Imagen

Ja! algunos están demasiado cansados o heridos para continuar, ese enano se llevó un buen corte, a parte de Jean, no continuarán el viaje… Ah… pero esto que es, Cuarto, Neri y como no… Ángela aparecen en la posada, más carnada para los no-muertos. Veamos si dan la talla, sospecho que las hordas que nos encontramos no son nada comparado lo que nos encontremos dentro.

Y así fue, nada más encontrar una entrada los cadáveres que estaban en la salta se levantaron y casi acaban con nosotros, esta vez estaban más afiladas sus guadañas y el poder de sus conjuradores era mayor, además que gracias a la niebla que habitaba el castillo dificultaba el uso de conjuros en él. La niebla entraba por cualquier orificio y eso hacía perder la concentración, por suerte yo al menos yo no dependo únicamente de mis conjuros como otros y no tuve tanto problema para sobrevivir JA. Tras el asalto, hubieron heridos y Ángela puso de su parte para traerlos de vuelta.

Amplias salas y un gran pasillo se extendía en la entrada, decidimos pasar directamente por el, como no lleno de trampas por todos lados, donde alguno sufrió las consecuencias, cuartos llenos de polvo y viejos baúles inútiles y sin importancia, poco a poco nos adentramos y más cadáveres estaban en los suelos que se levantaban al acercarnos.
Obviamente vencimos, sino ahora estaríamos en sus filas, llegamos a una amplia sala con más no-muertos esperándonos, a parte de trampas, claro.

Nos llamaba la atención dos puertas, una a la izquierda y otra a la derecha… Neri reventó la de la izquierda, no lo hizo mal pero claro un encapuchado, tal vez sacerdote nos esperaba en la sala, levantó más muertos con sus manos, y por supuesto la lucha empezó, tras deshacernos de sus creaciones luchamos contra él, le propine algún buen golpe pero Cuarto le dio el golpe de gracia.
Imagen
Plebeyos estaban apresados pero bah, no les di importancia en cambio una piedra estaba en el centro de la sala que parecía que menguaba, hasta que Neri se adelantó y la cogió, *Tks* desgraciada, y por si fuera poco en otra sala había un libro que podía ser útil , el cual Korissa lo cogió y se negó a entregarlo, otra desgraciada.

Finalmente nos dirigimos a la última sala, donde más no-muertos nos esperaban y… otro maldito Dracoliche, el segundo al que me enfrento. Largo combate… pero victoriosos y otra gema que de nuevo Neri se hizo con ella gracias a que Cuarto negoció por su ayuda... yo no la pedí.
Poco más hicimos en ese lugar y volvimos a la villa, tras dispersarse, creo que vi a la maldita Korissa arrojar el libro al fuego.
Responder