Cristal.

Los trovadores de la región narran la historia de sus héroes. (Historias escritas por los jugadores)

Moderadores: DMs, DMs de tramas

Erednor
Jabalí Terrible
Jabalí Terrible
Mensajes: 62
Registrado: Lun Ago 05, 2019 12:59 pm

Cristal.

Mensaje por Erednor »





PARTE 1




El sol empezaba a invadir la ciudad. Ventana a ventana iba golpeando, como cada mañana, cada uno de los edificios de Neverwinter. Muchos, tras una noche de juerga en las posadas, tomaban la señal como fin de la noche, otros como principio de un día más de supervivencia, días en los que buscarse la comida era complicado y se hacía cuesta arriba, algunos, desde sus cómodas butacas y posiciones altas en la jerarquía, despertaban algo más tarde y empezaban a mover sus fichas, bien para cumplir su trabajo o bien para sacar su tajada diaria. Entre toda esa multitud estaba Bill, un mediano mensajero.








Bill trabajaba duro, desde siempre, para ganarse el jornal y poder seguir adelante con su vida en la ciudad. Era un tipo sencillo, no era vicioso en ningún sentido, humilde e incluso generoso. Su función era simple, ejercía de mensajero entre diferentes entidades de la ciudad. Era muy conocido porque era rápido, cumplía su trabajo eficientemente, sin preguntar y priorizando la salvaguarda del mensaje, paquete o similar a su destino, algo que sirve de reclamo para muchos negocios y personalidades, ya que pocos pueden presumir de tener fama en cumplir un trabajo que puede ser arruinado por la curiosidad, bien en forma de preguntas, cotilleo de envíos, etc. Esto llamaba la atención de personas de todo tipo, que usaban a Bill como mula sin que él lo supiera, ya que pecaba de inocente, centrándose de manera exclusiva en cumplir su trabajo sin leer entre líneas en muchas ocasiones, tanto de destinatarios y remitentes o los mismos lugares de entrega.



Bien es cierto que el mediano, en muchas ocasiones, sospechaba ciertas cosas, pero pensaba que no hacía daño a nadie, por lo que seguía trabajando duro cada día. Su fama tenía que ser mantenida para que el negocio no decayera, le había costado mucho ser un mediano bien visto en la ciudad y no podía permitir ensuciarla, por lo que prefería callarse y cumplir sus encargos.




Uno de los capitanes de la guardia de Neverwinter, Asterion Gravel, era uno de los clientes más habituales de Bill. Asterion era respetado por muchos, tanto dentro como fuera del cuerpo, y presumía de un historial intachable, en el que había demostrado su valía y su honor en varias ocasiones. Bill era un buen amigo suyo, pues le dejaba muy buenas propinas cuando lo mandaba a barrios y zonas conflictivas a enviar algún mensaje que otro. Siempre pensó que sería algún tipo de espionaje de la guardia, ya que la confianza y la amistad que tenía con Asterion, a la vez que su fama, le impedían pensar en otras cosas, y que todos esos mensajes eran la forma que tenían de comunicarse entre ellos, por eso el capitán insistía tanto en que no le vieran llevar mensajes de su parte, algo que Bill dominaba a la perfección con sus habilidades de ocultación en las calles, ya que sabía que la discreción era fundamental en este tipo de trabajos.
Angela Benders. Suma Sacerdotisa de la Orden de Caballeros de Nevesmortas
Dugol. La noche le confunde
Responder