Lalla Dahyâ aibnat Tufayyur

Los trovadores de la región narran la historia de sus héroes. (Historias escritas por los jugadores)

Moderadores: DMs, DMs de tramas

Adamnath
Jabalí Terrible
Jabalí Terrible
Mensajes: 70
Registrado: Mar Sep 22, 2020 8:45 pm

Re: Lalla Dahyâ aibnat Tufayyur

Mensaje por Adamnath »


Melodía para la historia

Historia I

_ _ _ Cuenta la leyenda mi pequeña Dahyâ, que un hombre, bueno, valeroso, fuerte y sabio, fue encontrado inconsciente entre las ardientes dunas del desierto. Apenas bajo el resguardo de una jellaba (mantón usado para la noche), rasgada y roída por la dureza de los vientos, tenía la piel enrojecida, los labios agrietados y los ojos eran dos rendijas debido al resplandor del sol. Su presencia fue alertada por una manada de chacales que iban a disputarse con unos buitres que por allí se arremolinaban, el futuro cadáver. Un grupo de nuestros más jóvenes exploradores, se acercaron a investigar, al ir a despojarle de sus pertenencias, no pudieron arrebatarle una hermosa y resplandeciente espada, pues en su lecho de muerte, aún tenía fuerzas como para empuñarla. Tal fue su sorpresa, y entendiendo que se encontraban ante un gran guerrero, habilitaron una improvisada camilla, arrastrada por un camello, para ser llevada a la caravana ambulante de nuestra tribu, que no podía ser detenido salvo algún desastre sobrenatural, ya que cualquier retraso a su destino, el oasis de XXX, malgastaría agua y víveres, y habría más probabilidades de ser sorprendidos por alguna de las frecuentes tormentas de arena, y no querían tentar a los dioses. Tras informar a “El Shavj”, este decide acoger al berrani (extraño) e interrogarle cuando curase las heridas.

_ _ _ Durante el trayecto, fue atendido en la Haouadjej (Litera sobre camello) de “El Shayj”, por su primera hija, bajo la atenta mirada de su guardián y protector sobrino. Una guerrera sin par, que ante la falta de descendientes varones, fue instruida en la legendaria disciplina del “Viento del Desierto”. Cuya sucesión de técnicas, posturas y maniobras, fueron adoptadas tras muchos siglos de ensayo y error ante los peligros del desierto. Poco a poco el hombre, fue recuperando fuerzas, recobró la conciencia y su primera visión, dijo, fue la de un ángel, que guardaba su alma. Según fueron pasando las noches, las conversaciones entre los dos, fueron aumentando de interés, él la contaba sus viajes, la ilustraba con todo lo que había aprendido en ellos, para cuando llegaron a su destino, ya estaban los dos enamorados el uno del otro.

_ _ _ Llegada la hora, se formó al consejo de ancianos de la tribu y en presencia del hombre, se presentó como Rasszar (En un principio de ocultar su identidad original, o bien para adaptarse a la dicción de la lengua Uloushinn), un estudioso guerrero. Recelosos, le pidieron demostrar sus conocimientos. Pidió su espada, y adoptando poses y canalizando toda su voluntad, hizo varias proezas ante los presentes. Aún se cuenta, que cortó varias palmeras usando la disciplina conocida como el Corazón de Mithril. Tan impresionados dejó al consejo, que “El Shavj” lo vio como el hijo que nunca pudo tener, y pensó en acogerle. Se levantó, delante de los presentes, les dijo que hablaría con su hija, para formalizar un matrimonio, si Rasszar como pago de dote, al no disponer de propiedades, le cediese su espada e instruyese a la tribu en la disciplina que les mostró. Este, con una sonrisa, estrechó el antebrazo, y confirmó su aprobación, ya sólo faltaba la de la hija. Esta, estaba en medio de un claro, en posición de loto, meditando, canalizando sus energías tal y como le enseñaron, sintió la presencia de dos seres, gracias a sus sentidos magnificados. Eran su padre y el desconocido. Se levantó y aún, ambos pidieron su permiso, de si quería desposar al desconocido, ya que ninguna mujer Bedín podía ser obligada a casarse. El corazón se movía cual camello desbocado, miró a los ojos de su padre, y asintió, luego miró a los ojos de su futuro prometido, y volvería a asentir, esta vez con una sonrisa sincera bajo el velo.

Imagen

_ _ _ La boda finalizó cuando ambos bebieron leche de camella con miel, de una copa especial, ricamente labrada. Tras la boda, pasaron varios días de festejos, hubo combates y para amenizar las horas, se cantaron canciones y se entonaron historias al ritmo de rebabas (típico instrumento musical Bedín), ella, siguiendo la tradición, se mantenía en una tienda que les cedieron, para cumplir con el periodo purdah (no podría salir de la tienda sin el permiso del marido, al menos durante siete días).

_ _ _ De nuevo se puso en marcha la caravana, durante lunas, dekhanas y meses. Con la excusa de no conocer el idioma, él se pasó el tiempo con su mujer, aprendiendo el uno del otro, en las disciplinas de combate, Ella le enseñaba las técnicas y movimientos de la “Llama de la Duna” y él, le enseñaba las posturas y maniobras de el “Corazón férreo”. Hasta que llegó una noche, en la que ella fue despertada a gritos. Habían robado la espada que su marido le regaló a su padre y había desaparecido un camello. La preguntaron donde se encontraba su marido. Ella ignorante, no pudo más que llorar a pesar de tener un corazón curtido, pues había sido abandonada por su esposo. Se formó el “Consejo de Sabios”, se la consideró traidora a la tribu, ya que el castigo al marido, recaía en toda su familia. Los Bedines tenían en mucha estima el honor, por lo que eran muy vengativos cuando se les ofendían. Fue desterrada por su padre, y en medio de la noche, fue atada a un camello enfermo, y tras varias millas escoltada fue abandonada, con la imposibilidad de volver, pues tardaría en despojarse de las ataduras, y los hombres que la escoltaron se asegurarían de borrar sus huellas. Vagó en soledad, bajo la luna, la noche dio paso al día, de vuelta la noche, y así, sucesivamente, hasta la muerte de su montura, ya que de tanto en tanto, le hacía cortes para beber su sangre, hasta que, desangrado murió. Cortó toda la carne que pudo transportar, y le despojó de su piel, para protegerse de las inclemencias del desierto.
Los Bedín están más preocupados por la venganza que por la justicia,
ocurre con demasiada frecuencia, como para que cualquier tribu,
viva mucho tiempo o viva sin caer en una vindicta corrompida.

Elminster Aumar
_ _ _ Cuando todo parecía perdido, una caravana, de una tribu de mujeres, hizo acto de presencia, aunque llevaban días siguiéndola, hasta que no estuvieron seguras de que no era una trampa de los hombres de otra tribu, no la ayudaron. La tribu Shaara, compuesta totalmente de mujeres, en su mayoría desterradas o abandonadas por otras tribus, la acogieron como una más, llegando incluso a ganar un puesto en el Consejo, gracias a sus dotes de combatiente. Después de meses, dio a luz, una hermosa niña, fruto de su matrimonio, quien tuvo su mismo nombre y al seguir las enseñanzas de su madre, dio lugar a un linaje de fuertes guerreras.

_ _ _ Desde su llegada, se dice que cada cierto tiempo, aparecía una sombra por las noches, quien la llamaba con voz dulce y ella desaparecía en las dunas durante varios días, hasta que regresaba a la tribu, más fuerte, más sabia y más en paz consigo misma. Nadie la decía nada, pues creían que era el alma de su marido, que volvía a consolarla, pero claro, son leyendas hija mía, hay quienes dicen, que es una invención de las restantes tribus, para hacernos pasar como seres débiles, ahora, recuerda la posición que te enseñé, inspira por la nariz, expira por la boca, canaliza tu energía, visualiza tu objetivo, hazlo arder como el sol que purifica el alma, y demuestra que somos más fuertes que ellos.
Adamnath
Jabalí Terrible
Jabalí Terrible
Mensajes: 70
Registrado: Mar Sep 22, 2020 8:45 pm

Re: Lalla Dahyâ aibnat Tufayyur

Mensaje por Adamnath »


Melodía para la historia

Historia II

_ _ _ Las tribus Bedín, se dedican al comercio en mayor medida, y no muy comúnmente al pillaje de otras tribus, salvo en caso de necesidad o por venganza. Al contrario que estas, la nuestra, se dedica al pillaje como medio de subsistencia, y rara vez al comercio, pues nuestra desconfianza a los hombres, nos impiden cerrar tratos en beneficio de todas las partes. Por ello, acechamos caravanas, tanto de otras tribus, como de comerciantes berranis (extranjeros). Lo llevamos desde nuestro pasado, cuando nos desterraban y las que sobrevivíamos, nuestra única forma de vivir, era acechar a la tribu que nos echó, hasta que nos intentaban cazar, ahí era cuando volvíamos a nacer, como guerreras, y en medio de ninguna parte, nos acogían en la tribu a la que pertenecemos ahora, La Shaara. Hoy, ya somos muchas más las que nacemos por derecho propio de sangre, que por destierro.

_ _ _ Tuve el honor de que me considerasen digna de participar como observadora, bajo la tutela de mi madre, en una de esas incursiones, seguimos en silencio, pacientes, poniendo en práctica aquellas técnicas y maniobras, que aprendió nuestra antepasada, de una disciplina llamada el “Golpe de Sombra”, acechando a nuestra presa, ocultando nuestro rastro, cuando creían ver algo, aparecíamos a su espalda. Varias lunas pasaron ya, en cualquier momento bajarían la guardia, se quedaría algún centinela dormido, tendrían un error, y entonces sigilosamente nos haríamos con cuanto necesitásemos. Pero cuando ya vimos la ocasión, fue aprovechada por un grupo de asaltantes laertis, que estaban ocultos bajo la arena, también esperando un resquicio, pero para acabar con la tribu.

_ _ _ Nos dividimos en dos grupos, intentamos aprovechar la confusión del momento, para, al ir vestidas el mismo modo, saquearles, yo me quedé en el grupo de mi madre. Vimos cómo un laerti y un joven guerrero, se separaron de la pelea, alejándose de la tribu, los seguimos, mi madre prestaba toda su atención al joven, era fuerte y rápido, pero era previsible que moriría, pues su oponente era más grande, y con una cola que terminaba en aguijón, cualquier desliz sería fatal. Mi madre acudió a su ayuda, se puso a su lado, al principio el joven guerrero, ya con varios cortes y contusiones, dudaba de quien le apoyaba, pero poco a poco, ambos, fueron compenetrándose, como si latiesen con un mismo corazón, hasta acabar con el reptiliano.

Imagen

_ _ _ Sudorosos, con la adrenalina al máximo, se miraron fijamente, como si fueran oponentes temibles. Mi madre, se retiró el velo, el keffiyeh (pañuelo para la cabeza) y el aba (túnica) lentamente. El joven hacía lo mismo, arrojando su arma a la arena, retirándose su vestimenta y mostrando su cuerpo bien formado. Improvisaron sobre sus ropas, un lecho donde se fundían el uno con el otro. El fragor del combate, había aumentado la atracción sexual. Yo no paraba de mirar, hasta que mi tía llegó por detrás, y me llevó a desgana. Ya había acabado todo, y nos estábamos retirando con nuestro botín, la tribu con menos miembros, no notarían tanto la pérdida del robo. Suena duro, pero dura es la vida del desierto.

_ _ _ A la noche, mi madre regresó al lugar convenido, se unió al festejo por haber conseguido, lo suficiente para sobrevivir unas dekhanas más. Todo era felicidad, se la veía diferente, descansada, alegre y contaba a todas sus compañeras, la actitud y maestría de su fugaz amante. Quien reclamó la cabeza para su tribu, a lo que ella no se opuso. Todas rieron. Típico de los hombres. Yo también conté a mis compañeras jóvenes, lo que presencié y como se me aceleró el pulso, pero mantuve la disciplina. Todos estos años de aprendizaje, daban su fruto. Una vez mi madre giró su cabeza, nos miramos, asintió y con una sonrisa, continuó disfrutando de la bebida acompañada.
Adamnath
Jabalí Terrible
Jabalí Terrible
Mensajes: 70
Registrado: Mar Sep 22, 2020 8:45 pm

Re: Lalla Dahyâ aibnat Tufayyur

Mensaje por Adamnath »

Imagen

Resumen III

_ _ _ Hoy me encuentro con Zalcor y Taron, quienes me preguntan sobre mi lugar de origen, les cuento mi llegada a un bosque mediante un portal siguiendo a un ser con poderes mágicos, quien secuestró a mi hermana.

- - -

_ _ _ Tuve una charla con Aura, sobre el origen de mi saludo, Azul, le explico cómo se originó y si en verdad crea malestar con los demás, quizás debería quitarme el velo también, por si a alguien le molesta mis costumbres y mi idioma. Al final me pensaré seguir saliendo en la variante común, o en la dicción original del saludo.

- - -

_ _ _ Hubo una charla distendida con Kamil, Sebastian y Brognar, sobre la imagen que proyectan los bardos a los demás y si ello les afecta demasiado.

- - -

_ _ _ En uno de mis encuentros con Ashelia y Cuarto, hablamos de las máscaras (sobre todo la que lleva Ashelia, tan hermosamente labrada), se habla del juramento de no quitarse la máscara, de un buen sastre que pudiera, si no igualar, al menos replicar en parte tan bella obra de arte. Acabamos hablando de poder o fuerza de los presentes, hasta la llegada de Brognar.

- - -

_ _ _ En una de mis incursiones, cada vez más exitosas a enclaves cercanos, me encuentro con Taron, con quien hicimos la mitad del trabajo cada uno por nuestro lado.

- - -

_ _ _ Veo a Dvalin, Cuarto y Maelis cerca de la fuente de Nevesmortas, apenas saludo, me quedo a escuchar su conversación intranscendente para mí, de manera que mi común, fuera mejorando.

- - -

_ _ _ Warick se dirige al norte, le doy algún consejo, pero tiene prisa por ayudar a un compañero, apenas conseguí sacarle un poco de información sobre lo acontecido con la Serpiente Azul, sabe incluso menos que yo de lo ocurrido en mi ausencia.

- - -

_ _ _ Apenas llegué, apenas hubo conversación entre Ashelia e Izalith, la llegada de Barrey, hace que Izalith y yo, le ayudemos con el problema de las ratas de Clari, vendió la llave… Izalith le dejó la suya, y pudo ayudar a la pobre mujer, al poco de hablar con Clari, llegaron Brognar y Kamil, comenzamos una charla sobre deidades y rezos bastante interesante.

- - -

_ _ _ Sigo avanzando con mi afición a las gemas, voy a tener que ir más lejos. Creo que mis habilidades han mejorado.

- - -

_ _ _ Disfrutando de la lluvia bajo un árbol, estaba con Marappi. Hablando de lo ocurrido con la Serpiente Azul, me contó que entraron de golpe, Jareth se convirtió en humo (¡Brujería!, tendré que vigilarle más de cerca). Prendió fuego al local, los que estaban en su interior, salieron corriendo, a quienes mis compañeros dieron cuenta. Al parecer, el sigilo pasó a segundo plano. Cuando salió el líder, con los rehenes, parece que acabó cortándoles la garganta y consiguió huir. Ni me imagino lo que les habrá dicho Cara cuando volvieron con la mala noticia. De todas formas, la banda, al parecer, se ha disuelto. Le comenté la posibilidad de preguntar a Biagrín en la posada de La Rosa y El Martillo, pero me dice que son diferentes. Debería empezar a encontrar las diferencias entre gnomos y medianos. Puede que lo de Biagrín y Biagra, sean un título personal, pues algunas tribus así lo hacen, quizás más adelante lo investigue. Seguimos el hilo de la conversación, quizás como ella sugiere, se debería empezar por “villanieve”, yo también pienso lo mismo, quizás tendría que hablar con Jareth (no me atrae la idea) o con Leonora, que parece que la conocen allí bastante bien. Me informa que Barrey también está buscando pistas, pero sin finura. En este momento llega Brognar, quien pregunta por mi saludo, y hablamos los tres sobre como pronunciar mi saludo en mi idioma, al final, tendré que saludar con mi dicción en vez de adaptarme al común. Ellos me dicen que idiomas conocen, y me explican donde se habla el infracomún, que, al parecer, lo hablan unos gnomos en la profundidad de la tierra, además de otras viles criaturas. Me hablan de una entrada, que yo pienso que habría que cerrarla, pero me dicen que a las autoridades no les interesa, por los beneficios de explotar sus recursos, sigo pensando que las vidas humanas que caen presas o muertas por los seres de las profundidades no merecen la pena.

- - -

_ _ _ Aprovechando que hablamos hace días sobre el pozo, se ofrece a llevarme hasta su ubicación, el camino tranquilo, salvo los asaltantes que preveíamos, pero la atmosfera opresiva del lugar, los chillidos me ponían los pelos de punta, me recuerda a esas historias de santuarios dispersos por el desierto, llenos de seres inmortales custodiando legendarios tesoros, no volvería a este lugar, salvo que no me quedase más remedio.

- - -

_ _ _ Conocí a Sefiya, quien me dice que la han deseado “tormento eterno” en forma de saludo, una extraña mujer, medio desnuda medio vestida de cuero negro. Se considera una mujer increíble, para demostrármelo, salimos de la villa, y crea una espada con el poder de su mente, la verdad, si es increíble, estuvimos hablando de cómo lo hace y lo que puede hacer.

- - -

_ _ _ Me encontré a Kamil y a Ethan hablando sobre la bondad de algunas personas, me explican que significa ser justo en su idioma. Ante la seriedad de Ethan, cuento un chiste oído en las tabernas, pero debo contarlo tan mal, que nadie le vio la gracia. Al final, hablamos de todo un poco, para ponernos al día.

- - -

_ _ _ Le pregunto a Anadriel, si sabe donde conseguir un paraguas para la lluvia, que ya vi a algunos llevarlo. Se ofreció a acompañarme y al pasar ante Kamil y Marappi, les dice que me lleva de compras, al parecer dijo algo de forma despectiva refiriéndose a mí, no me di cuenta, pero ellas si. Seguimos nuestro camino, y compré todo lo que llevaba la vendedora. Cuando volvimos, comencé a regalar instrumentos a los presentes, a Anadriel por las molestias le di unas rosas. A Cyrus que llegó, le di otro instrumento, fuimos probándolos. Anadriel se marchó por molestias auditivas y Kamil negaba continuamente la cabeza. Quizás podamos montar un grupo. A Cyrus se le iluminaron los ojitos, y se ofreció ser malabarista, ahí mismo, nos enseñó sus habilidades. Marappi piensa que, si Kamil saca una teta, nuestro espectáculo sería un éxito. Volvemos a probar con los instrumentos, pero el sonido que produce la guitarra de Marappi suena a chillido de un cerdo cuando es degollado en una matanza. Llega Zeke y le doy una pandereta. Ya tenemos el grupo formado, hablo de mis costumbres, y como asaltamos a los hombres y los violamos, que parece que la palabra no es la correcta en su idioma, por qué algunos se escandalizaron, y para explicarme sus costumbres, me hablaron de palabras claves, y de cómo funciona el cortejo, salió en el tema que Angela y Zalcor son pareja, y nos preguntamos quien cortejó a quien. Por lo que entendí, posible Angela a Zalcor. Con el ánimo alto, por nuestra maestría en tocar, decidimos ir al bosque, a ver si conseguimos ahuyentar a las bestias, o al contrario, las atraeríamos. El final fue previsible, aunque tuvimos cuidado, algunos acabamos con los instrumentos rotos, tras golpear con ellos a unos osgos.

- - -

_ _ _ Toca hablar de las deidades con Marappi, sobre todo de Garl, comenta que no se toman en serio los altos a los dioses de los gnomos, creo que no depende de nosotros, decidir sobre que dioses son mejores que otros, pues yo rezo a varios, según sus habilidades o dones. Ella piensa que rezar a varios, no está bien, pues debe ser a uno sólo. Cuando llega Cyrus, seguimos compartiendo impresiones.

- - -

_ _ _ Veo a Marappi, Jon, Jareth y a Angela, en el pórtico al lado de la fuente de Nevesmortas. La reconozco de cierto acontecimiento, y me vuelvo a presentar ante Angela. La pregunto sobre libros de deidades que me quiere enseñar Kamil, y me ha prometido que los que fuera consiguiendo, me los daría. Ya se los entregaré a Kamil para que ella me enseñe. Después la pregunto sobre el cortejo, ya habíamos hablado de ellos (Angela y Zalcor), y me interesó saber de primera mano como lo hicieron. En ese momento llega Zalcor, que al escuchar la atención, pidió los nombres de los tertulianos, a lo que yo bajé la mirada avergonzada, pues fue culpa mía, cuando saqué el tema y pregunté sobre el cortejo y ellos. No parece que a Zalcor le gustase la idea de que fueran hablando de ellos, pero Angela, más comprensiva y paciente, le pidió que lo dejase estar y cambió el tema con maestría de quien le ha tocado lidiar con conversaciones incómodas. Me preguntó sobre si llevaba comida Bedín, la dije que no, porque no pude llevar nada, y lo que llevaba ya lo había comido, les conté sobre algunos de los productos de mi cultura, y me animó a cocinarlos y venderlos. Yo no estoy muy interesada en esa idea la verdad, y más, cuando ya me agobia estar mucho rato parada en un mismo sitio. Menos mal, que voy mejorando, y me atrevo a expandir mi radio de acción más allá de los trasgos.

- - -

_ _ _ Explorando los caminos, llego a un lugar llamado la “Flecha del destino”, un sitio interesante e impresionante, donde me encontré con Cyrus, y me hizo de guía, me enseñó un artiglugio con el que ver la luna, o a Elah (Selune), según nuestra forma de pensar, del que le digo, que parece un queso lleno de agujeros. Me invita a subir por el árbol, me daba vértigo, pero en el centro, era un lugar confortable… tanto, que hasta había una cama ¿Estaba intentando cortejarme?. Insinuó si habría algún problema con ello. Yo le insinué si valoraba mucho su vida. Ahí quedó todo.

- - -

_ _ _ Regresando de mis incursiones, gravemente herida, pero con la suficiente fuerza de voluntad para llegar hasta la villa, me encontré con Jade y Jean. Quien le dejo que atienda mis heridas, para evaluar a tus enemigos, debo ponerlos a prueba, le dejé que pensase que bajé la guardia, y pude notar que al menos, en otra situación comprometedora, podría contar con ellos. Les enseñé lo mismo que me ofrecían. Ya que les dejé curarme para ponerles a prueba. Pregunté si mi presencia interrumpió un cortejo, ante sus negativas, proseguí mi camino, no sin antes ocultarme ante ellos. Justo dejarles, me encuentro con Ashelia y Cyrus, no debe ser normal ver a tantas parejas, ¿si no cortejan? ¿Qué hacen?. Que costumbres más raras.

- - -

_ _ _ Encuentro a Azar malherida, pero lejos de curarse, veo que ella no le da importancia, ante mis ojos sus heridas se van cerrando, pero eso no impedirá acudir a Lusiano. Me acompaña a Sundabar, a hacer la compra, le pregunto por alguna veta de gemas, pero no me agrada la idea.

- - -

_ _ _ Brognar llega con un señor y un buey, se le nota orgullosa de hacer el trabajo bien hecho, hablamos de todo un poco, y de los valiente y fuerte que es, al viajar por los caminos. Me enseña un plano, del desierto, yo con añoranza le pregunto sobre ella, al final, antes de su partida, le pregunto por vetas de gemas, pero la respuesta sigue siendo la misma, tendré que armarme mentalmente, para afrontar una incursión temeraria.
Adamnath
Jabalí Terrible
Jabalí Terrible
Mensajes: 70
Registrado: Mar Sep 22, 2020 8:45 pm

Re: Lalla Dahyâ aibnat Tufayyur

Mensaje por Adamnath »

Imagen

Sociedad III - Sanidina

_ _ _ La Sanidina es una piedra ornamental, que se encuentra a lo largo de todo el desierto Anauroch, entre las dunas de arena y pedregales de grava.

_ _ _ Es la gema favorita de los Bedines, quienes la cortan en facetas con cuchillos preparados para ello, alambres muy tensos u otras herramientas afiladas. Cada faceta debe ser realizada de una sola vez.

_ _ _ Es de la familia del feldespato (Variedades: Ojo de Lince, Microclina, Piedra lunar, Nelvino o Piedra Solar), se suele encontrar dentro de rocas ígneas, sedimentarias y metamórficas. Su color varía entre el canela pálido y el amarillo pajizo.

_ _ _ Su tamaño para engarzar oscilaría entre los 3mm y los 6mm. Los tamaños más grandes, lo suelen usar los lanzadores mágicos, para reemplazar cualquier otro componente de conjuro, exceptuando los relacionados con el agua o la purificación.

Bibliografía: forgottenrealms.fandom.com
Última edición por Adamnath el Lun May 16, 2022 7:01 pm, editado 2 veces en total.
Adamnath
Jabalí Terrible
Jabalí Terrible
Mensajes: 70
Registrado: Mar Sep 22, 2020 8:45 pm

Re: Lalla Dahyâ aibnat Tufayyur

Mensaje por Adamnath »

Imagen

Bestiario I: Vegepigmeos y Espinosos

_ _ _ Dahyâ se acerca hasta la biblioteca de Sundabar, donde el bibliotecario, amablemente, le cuenta lo siguiente:

_ _ _ Los vegepigmeos son criaturas fúngicas que viven en pequeñas tribus, cazando en busca de sustento y propagando esporas mediante las cuales se reproducen.

_ _ _ Habitan áreas oscuras que son cálidas y húmedas, en general se les encuentra en cuevas subterráneas o en bosques densos donde apenas llega la luz solar. Su vínculo con la naturaleza les permite coexistir con otras criaturas como los Micónidos, chillones y hongos violetas.

_ _ _ Son carnívoros, aunque pueden en caso de necesidad, tomar los nutrientes del suelo o cualquier otro tipo de materia orgánica. Su forma de comunicarse es mediante siseos, gestos y tamborileros rítmicos. Tienen habilidad para fabricar cosas simples.

_ _ _ Su reproducción empieza desde que las esporas son esparcidas por el aire (Moho Rojizo). Estas, se adhieren en restos mortales, para después de uno o dos días, emerger del mismo como un esqueje con una forma, inteligencia, tamaño o ferocidad, similar al cadáver anfitrión. Por lo general, suelen surgir dos tipos diferentes: Vegepigmeo (bípedos con cierta inteligencia y recubiertos de musgo) o Espinoso (Cuadrúpedo de mayor tamaño y ferocidad, cubierto de espinas).

_ _ _ Cuando llegan a la madurez, se vuelven más duros, fuertes y desarrollan esporas en su cuerpo, alcanzando por ello, cierto estatus en su comunidad. Estos, pueden expulsar sus esporas, infestando a criaturas cercanas, al igual que ocurre con el Moho Rojizo.

_ _ _ Hay métodos variados para curar a los que han aspirado alguna de las esporas. Van desde la ingesta de alcohol, por dentro o por fuera. En caso de infección grave, se suele aplicar sal o fuego de manera controlada, dependiendo de la gravedad.


Vivencias III (enlace)

Bibliografía: Volo's Guide To Monsters (Dungeons & Dragons)
Última edición por Adamnath el Lun May 16, 2022 7:01 pm, editado 1 vez en total.
Adamnath
Jabalí Terrible
Jabalí Terrible
Mensajes: 70
Registrado: Mar Sep 22, 2020 8:45 pm

Re: Lalla Dahyâ aibnat Tufayyur

Mensaje por Adamnath »

Imagen

Sociedad IV - Gastronomía I - Jubz Kimay (No oficial)

_ _ _ El Jubz Kimay, tiene nombres diferentes dependiendo de la tribu, zona y otros lugares extranjeros. Pudiendo escucharse, Jbez, Jébez, Khubz e incluso Jubz al-baladí (pan de aquí). Pueden verse variantes en gastronomías cercanas al desierto, sobre todo, en aquellos lugares que son zona de paso de comerciantes, quienes vieron y llevaron hacia el exterior, tal variedad de pan.

_ _ _ Es un pan plano y hueco, típico de la cocina Bedín. La masa no contiene levadura y es amasada de manera circular. Se cocina en un tipo especial de horno, en el cual, se "pega" a las paredes interiores, que son de piedra. El impacto de adherir la pasta a la pared caliente del horno, hace que se cocine y permanece así, hasta que las burbujas de pan se empiezan a poner marrones. En ese momento se retira y ya se considera listo para ser consumido.

_ _ _ Se suele usar para servir salsas, para sustentar comidas, como acompañante o se puede rellenar con ingredientes dulces (miel, dátiles, etc...) o salados (carnes en general, legumbres, quesos, etc...), lo cual, le da una textura crujiente.

_ _ _ El origen se perdió en el principio de los tiempos, pero se sabe que su facilidad de preparación, su durabilidad, su practicidad y la alta preservación de su contenido, hizo que se extendiera entre las tribus bedín que viajaban a través del desierto.

Dedicado a Angela

Bibliografía: okdiario.com y wikipedia.org
Responder