Zaderi Kataigida, hija de la tormenta.

Los trovadores de la región narran la historia de sus héroes. (Historias escritas por los jugadores)

Moderadores: DMs de tramas, DMs

Responder
Gardus
Tejón Convocado
Tejón Convocado
Mensajes: 18
Registrado: Sab Ago 20, 2022 2:46 pm

Zaderi Kataigida, hija de la tormenta.

Mensaje por Gardus »



Imagen

Música ambiental:


Nombre: Zaderi Kataigida

Historia:

Erase una vez una niña nacida bajo una tormenta, hija de una fulana Calishita y alguien que no puedo controlar el deseo más que el amor, a su madre asustó y sin embargo ella conservó, temía por ella como toda madre haría por su cría, se hacia preguntas continuas ¿Saldrá bien? ¿Será perfecta? ¿O malformada? Sin embargo decidió seguir adelante fruto de un amor no deseado.

Nacida bajo la tormenta,
Amor no deseado,
¿Qué es lo que te amedrenta?
¿El ser un producto fracturado?



Fue concebida y su parto complicado fue, a su madre deformó y esta le odió, una niña con la belleza de la madre y los cabellos que le recordaban a su padre, alguien que ella detestó por abandonarla ¿Qué podría salir peor? Se preguntó la madre que centro toda su desgracia en la pequeña recién nacida. Pobre desgraciada no sabía lo que le venía encima.

Nacida sin ser querida,
Criada sin ser amada,
Nacida provocando heridas,
Belleza a madre robada.



Su madre era su pesadilla sin embargo la pequeña solo quería ser amada, la progenitora perdió todo y a la niña la culpa echaba, palabras hirientes y látigo doliente ¿Por qué esa cría aguantaba? ¿Por qué veía eso normal? Quizás era lo único que conocía, a la única persona que tenía, marcas en su cuerpo crecían y la pequeña su calma perdía, bendita de la furia, solo era la calma tras la tempestad.

Criada bajo el tormento,
Viviendo bajo una mentira.
¿Por qué tomas el dolor como sustento?
¿Por qué aguantar tales heridas?


Los años pasaron con dicho yugo, la niña ya no era niña, sino una mujer crecida, joven, bella y sobre todo calmada pero todo era una mentira, la niña en su interior rabia tenía y eso pronto su madre contemplaría, producto de la ira, sola se queda, llamas consumen su vida y la pequeña solo sonríe ante tal atrocidad ¿Quién imaginaría que una pequeña tan bella hiciera tal locura? Madre vuelta cenizas ya no más nudos, solo cicatrices de lo que fue un tormento para joven calishita, no más ataduras, no más dolor, no más nudos.

Tú, ira incontrolable,
Libérate del yugo,
De todo aquel indeseable,
Que ose a ponerte nudos.



Con el pasado en ascuas, el presente oscuro y el futuro en dudas la niña empieza a hacer su camino, aprende a pelear y luchadora se vuelve, furia desata allá donde se dirige y todo destruye, sonrisa en su cara, bendecida por la ira, galardonada con los dones sin embargo furia solo, nada más en ella ¿Dónde queda los restos de la joven? ¿Dónde quedo esa niña calmada y dulce? ¿Acaso todo mentira?

Belleza rabiosa,
Niña sin empatía,
Solo feliz furiosa,
¿Por qué tan vacía?



La joven ya crece y mujer se vuelve, toda una gladiadora y ninguna cadena la envuelve, ira atormentada, tempestad imparable la niña en todo lo que alcanza ira expone, pues bendecida es, de la furia y la ira, la tempestad y la tormenta, pues ella camina entre estas poseedora de dicho don dado por el único que puede salvarlos a todos de tal destrucción.

Hija de la tormenta,
Hija de la tempestad,
Tu ira solo incrementa,
Solo con una potestad.


¡Álzate! ¡Oh bella tormenta! ¡Que todos teman cuando tu ira se incrementa! ¡Pues tu lanza es su instrumento! ¡Y pobre de aquellos que se crucen ante tu lamento! ¡Odia, destruye y témelo, pues todos deben hacerlo y saber que él es el único que puede salvarlos! ¡Pues tu eres hija de la tormenta! ¡Pobre de aquel que ose a impedirte tu destino pues tu sino es ser la dama de la tormenta!

Alza al vuelo en su nombre,
Que tu lanza sea su instrumento,
Haz que teman los hombres,
Pues todos te temerán llegado el momento.



Imagen

Nacida bajo la tormenta,
Amor no deseado,
¿Qué es lo que te amedrenta?
¿El ser un producto fracturado?

Nacida sin ser querida,
Criada sin ser amada,
Nacida provocando heridas,
Belleza a madre robada.

Criada bajo el tormento,
Viviendo bajo una mentira.
¿Por qué tomas el dolor como sustento?
¿Por qué aguantar tales heridas?

Tú, ira incontrolable,
Libérate del yugo,
De todo aquel indeseable,
Que ose a ponerte nudos.

Belleza rabiosa,
Niña sin empatía,
Solo feliz furiosa,
¿Por qué tan vacía?

Hija de la tormenta,
Hija de la tempestad,
Tu ira solo incrementa,
Solo con una potestad.

Alza al vuelo en su nombre,
Que tu lanza sea su instrumento,
Haz que teman los hombres,
Pues todos te temerán llegado el momento.


Imagen

Gardus
Tejón Convocado
Tejón Convocado
Mensajes: 18
Registrado: Sab Ago 20, 2022 2:46 pm

Re: Zaderi Kataigida, hija de la tormenta.

Mensaje por Gardus »

La llegada:

Imagen

Imagen


Es curiosa esta villa, animales sueltos por todos lados, espacio, verde, parece un estercolero... que tan diferente es de mi hogar y sin embargo miro al cielo, me atrae, él ruge por todas partes en esta zona, me guio por ello y termino aquí ¿Qué mierda de sitio es este?

Intento orientarme un poco pero no puedo parar de disfrutar de esta tormenta que azota el lugar, decido no viajar y descansar en ¿Nevesmortas llaman? Me encuentro a un joven pelirrojo, atractivo en un inicio aunque se ve débil, alicaído pero me saluda con un reverencia formal "¿Por qué lo hace? ¿A mí? ¿Eso fue para mi? ¿Qué clase de persona cree que soy?" Me pregunté en su momento.

Aunque mi grata sorpresa fue entablar ¿Amistad? No... no creo, me es útil, tiene unos dones que me favorecen, sabe del lugar y obtengo beneficios continuos gracias a él, parece que le agrado me aprovecharé de ello.

Una dekhana pasó y seguía buscándome y yo a él, la cuestión es que nos volvíamos más fuertes y me aceptaba como soy ¿Sigo pensando solo en aprovecharme de ello?

Los días pasan y el aburrimiento se apodera de mi ser, obtener oro puede llegar a ser tan exasperante pero... tengo un golpe de suerte, un hombre, nervioso, temeroso aparece ante mi, me habla flojo quizás me ve como una presa a fácil de engañar, vigila todas las direcciones que dan a la villa desde las afueras en las que nos encontramos, me hace indicaciones, con esa actitud tan deplorable, un hombre repugnante si se puede llamar como tal. Me ofrece venderme estupefacientes, me hago la tonta, la chica guapa idiota, enseño algo de carne, pido descuento y le dejo caer sugerentemente que esta noche tengo ganas de diversión, el hombre cae, me ofrece mejor precio pero claramente sigue nervioso, parece que no esta bien visto esos productos aquí, lo que conlleva a que mis ganas de poseer todo su cargamento sean aún mayor y disfrutar jugando con lo que será mi próxima victima.

Le sonrío con picardía, me acerco y pido que me enseñe el producto para valorarlo, en esos instantes intento agarrarlo pero me esquiva, empieza a gritarme: "¿Estas loca?" "¿Pero que haces?", preparo mi lanza y me entra la risa, viendo el rostro de ese pobre desgraciado, acaricio el asta de mi arma acercándome lentamente a él, el miedo inunda su raciocinio y me ataca, momento en el cual lo ensarto y disfruto al visualizar su rostro agonizante ¡Es tan excitante! Cae al suelo entre sollozos, obtengo todo lo que quería, lo pisoteo y simplemente después lo arrojo moribundo al precipicio, me aseguro que la caída sea mortal y dejo al fallecido como alimentó para las alimañas, animales y demás bazofia del lugar.

Entre negociaciones me dijo algo de que su jefe lo mataría si no vendía toda la mercancía, solo cumplí con su orden ¿No? ¿Le habré ahorrado el trabajo? Sinceramente me da igual.

Imagen
Responder